Cómo hacer un bordillo.< Volver
Uno de los puntos clave para tener una piscina espectacular es mantener en perfecto estado la unión de las juntas. Esto provoca un mantenimiento más fácil, impidiendo que se acumulen suciedad y algas que le darán un aspecto descuidado.

Bordillo


Uno de los puntos clave para tener una piscina espectacular es mantener en perfecto estado la unión de las juntas. Esto provoca un mantenimiento más fácil, impidiendo que se acumulen suciedad y algas que le darán un aspecto descuidado.

 

 

 

El proceso para regenerar un bordillo es el siguiente:
1.Desconexión de las luces de la piscina.Hay que tener en cuenta que suelen fundir o dejar dañada la luminaria si el programador las enciende sin estar sumergidas.
2.Vaciado de la piscina y cierra por motivos de seguridad.
3.Desmontaje de todas las escalas y partes móviles, como retornos, tapas de limpieza fondo, compuertas de skimmer, o luminarias.Llenado de los tubos abiertos con trapos, para impedir que el cemento entre en los agujeros.
4.Limpieza con agua a presión.Esto permite limpiar una gran parte de la suciedad y de la materia orgánica existente.
5.Limpieza de la piscina con una disolución de ácido clorhídrico.Se recomienda primero colocar cuatro partes de agua y mezclarla con una parte de clorhídrico.Es interesante pulverizar la solución con un pulverizador para ácidos (si se hace con un normal, tipo fitosanitarios, las juntas se deterioran).Hay que ir siempre preparado con gafas, un mono protector de todo el cuerpo, y botas antideslizantes.Habrá que llevar también guantes especiales y una máscara de vapores inorgánicos.
6.Neutralización del ácido de las paredes.Al cemento blanco le cuesta adherirse a superficies ácidas.Será interesante neutralizar este ácido primer limpiando con abundante agua, y luego aplicando bicarbonato sódico al 5% con la misma sulfatadora.(Tendremos antes de haber eliminado el ácido a través de una triple limpieza)
7.Cepillado. Ahora, la poca Bordillo que queda, está quebradiza y será fácil de eliminar con pases enérgicas de un cepillo de cerdas rígidas. Es importante que quede un buen hueco entre gresites para facilitar la entrada del cemento.
8. Colocación del cemento. Nos proveeremos de cemento blanco especial para bordillos de piscinas. Es posible encontrarlo en diferentes colores. Siempre seguiremos las indicaciones que nos prescriba el fabricante. Será importante humedecer la superficie con agua ayudándonos de un pulverizador pequeño de uno o dos litros de agua. Haremos la mezcla de mortero y agua en un capazo y removiendo con una paleta hasta que la mezcla adquiera la consistencia de la miel. Si es muy clara, el resultado será un cemento frágil, si es más espesa, nos costará aplicarla. Rechazaremos todo el cemento una vez fraguado o que está en el suelo. Son especialmente interesantes los cementos especiales (tipo Microban ®) que inhiben la aparición de bacterias o mohos.

 

 

9. Aplicar la pasta preferiblemente con una llana de caucho. Todas las pasadas serán en diagonal, nunca paralelas a las juntas. Haremos varias pasadas, permitiendo que toda la cavidad quede llena de cemento. Toda la mezcla que hemos hecho se debe completar en unos diez minutos. Dejaremos secar el cemento, y luego pasaremos una esponja humedecida para quitar el cemento depositado sobre el gresite.
10. La llenada de agua se hará lo más rápidamente posible, permitiendo que el endurecimiento del cemento se realice bajo el agua. Cuando llenamos, nunca dejaremos que el rayo incida directamente sobre el cemento fresco. Se deberá llenar con manguera o bien a través del albañal.
11. Ahora habrá que seguir el protocolo de puesta en marcha de la piscina.

Esperamos que os haya sido útil.
Y buen baño!

Imagen de seguimiento